jueves, 30 de junio de 2016

Los escarabajos vuelan al atardecer, de María Gripe



"Andreas afirma que las plantas están en relación con un alma universal que todos los seres tienen en común. Y también opina que todos los seres pueden comunicarse a través de esa alma común que todos poseemos. Podrían entenderse entre sí las plantas y los hombres si fuéramos suficientemente sensibles Tenemos que aprender a ver y oír con todos los sentidos. "





"Los escarabajos vuelan al atardecer" es una novela juvenil de misterio e intriga  Narra la aventura de tres amigos que descubren en unas cartas muy antiguas la existencia de una estatua funeraria egipcia, y tienen que usar todo su ingenio para encontrarla. Les ayudan también unos extraños sueños, una planta muy especial y unas voces sobrenaturales.

Pero en realidad la estatua no es lo más importante. Yo creo que es más bien una excusa para presentarnos una filosofía y una forma de ver el mundo muy particulares. Los tres jóvenes tienen que decidir si el mundo está lo suficientemente maduro para recibir el mensaje de las cartas. Es una responsabilidad inmensa.


Porque lo más importante en este libro son las cartas y las ideas reflejadas en ellas. Escritas hace dos siglos, reflejan muy bien la vida, las supersticiones y la forma de pensar de aquella época, También provocan algunos debates muy interesantes entre los protagonistas de la novela.

¿Existe realmente un alma universal? ¿Es posible que las plantas tengan sentimientos y una forma de comunicarse? Los tres jóvenes conectan un aparato especial a una de las plantas para medir sus reacciones, y demuestran científicamente que sí, que la planta reacciona ante determinados estímulos.

Los tres amigos tienen un carácter muy diferente y se complementan muy bien entre sí. Annika se interesa principalmente por las personas, y las relaciones entre ellas. Es el freno necesario para que sus amigos no comentan demasiadas imprudencias, y aporta el debate sobre el amor y el papel de la mujer a lo largo de la historia.
"Su error no fue aceptar la responsabilidad, sino no reclamar un derecho equivalente. No hay que limitarse a dar; también es preciso exigir y aprender a hacerlo. Quiero decir que cuando uno permite al otro satisfacer determinadas exigencias, se ennoblecen los dos. De lo contrario, sólo se consigue mantener tiranos y mártires. "

David, por su parte, está más preocupado por el aspecto filosófico del mensaje de las cartas. Es el que traba una relación personal con la planta especial, y detecta la importancia de los escarabajos y sus señales. Es el místico del grupo, capaz de percibir señales ocultas y jugar una partida de ajedrez con una voz misteriosa al otro lado del teléfono.



Pero tanto misticismo no serviría de nada sin una aplicación práctica en el mundo real. Y por eso es tan importante el papel de Jonás. Porque él es el que detecta los peligros, inventa el sistema de alarma y se ocupa de la relación con la prensa, que será crucial para resolver el misterio.También es el que demuestra más tenacidad y valor ante el fracaso. Quiero destacar una de sus frases:
"Si quería llegar a ser un buen periodista, tenía que aprender a ser fuerte en los momentos de fracaso. Tenía que aprender de sus propios errores, como todos los que quieren llegar a ser algo. Hay que ser objetivo"
En resumen, "Los escarabajos vuelan al atardecer" es una lectura que parece ligera, porque está llena de acción y sorpresas; pero transmite un mensaje profundo que hace reflexionar. No faltan los momentos "de relleno", con las discusiones entre hermanos o las insinuaciones de un amor no correspondido, para hacer que los lectores más jóvenes se puedan identificar con los personajes y amenizar la historia. Pero son detalles que no empañan una narración que incluso los adultos podemos disfrutar mucho.

¿Conocéis esta historia? ¿La habéis leído? Me encantaría conocer vuestra opinión y comentarios.

Por hoy me despido con un beso a todos. !Hasta la próxima semana!


No hay comentarios:

Publicar un comentario