miércoles, 8 de marzo de 2017

Las brujas de Roald Dahl





"Hay veces en las que algo es tan espantoso que te fascina y no puedes apartar la vista de ello. Me quedé traspuesto, alelado. Estaba hipnotizado por el absoluto horror que producían las facciones de aquella mujer. "





En "Las brujas" Dahl nos narra la historia de un niño muy especial  que. con la única ayuda de su abuela, se enfrenta a todas las brujas de Inglaterra. En una lucha contra reloj, tiene que impedir que lleven a cabo su plan para destruir a todos los niños del país, Es una aventura terrorífica, con mucha tensión pero también con grandes dosis de humor y de ingenio.

La brujas es una lectura deliciosa, yo lo he descubierto siendo ya adulta y me he reído mucho con la historia. Eso sí, hay algunas escenas que a los niños puede que les asusten. Porque en esta novela las brujas están por todas partes, pueden ser tu vecina, o incluso tu profesora, y no hay forma de distinguir a una bruja de una mujer de verdad. Las brujas odian a los niños, siempre que pueden los transforman o los hacen desaparecer, y eso crea una tensión continua en el protagonista, que tiene que estar siempre en guardia, lo que se transmite muy bien al lector.

Por suerte para este niño, tiene una abuela maravillosa, que además es especialista en combatir a las brujas, y sabe mucho sobre ellas. La relación entre estos dos personajes es preciosa, está llena de ternura. Y eso que la abuela es una mujer bastante particular, con algunas manías algo molestas, como su inseparable puro o su tendencia a dar órdenes.

Juntos se enfrentarán a La Gran Bruja, un personaje tan bien logrado que llega a resultar terrorífica.
"Su cara era la cosa más horrible y aterradora que he visto nunca. Sólo mirarla me producía temblores. Era una visión estremecedora y espeluznante. Había algo terrorífico en aquella cara, algo putrefacto y repulsivo. Literalmente, parecía que se estaba pudriendo por los bordes, y en el centro, en las mejillas y alrededor de la boca, vi la piel ulcerada y corroída, como si se la estuvieran comiendo los gusanos"
El autor es muy hábil a la hora de generar inquietud, el nerviosismo va creciendo poco a poco, en cada escena, y cada vez se va mostrando más claramente el poder de la brujería, hasta que llega un momento en que estás deseando que algo pase, que se acabe ya la tensión. Vemos que esta Gran Bruja no tiene límites a la hora de imponer su poder, ni reparos a la hora de enfrentarse a otras brujas si la desafían, así que ¿qué será capaz de hacerle a un niño indefenso?

Quiero destacar también las ilustraciones de Quentin Blake, que ilustran perfectamente la historia y me parecen muy acertadas, como podéis ver en los ejemplos que he insertado en esta entrada.

Las escenas de miedo están intercaladas entre momentos tiernos, conversaciones alegres y escenas de humor. No penséis que es sólo una historia para asustar a los niños. Yo misma dudaba en leer esta novela por miedo a pasar miedo, nunca he sido muy aficionada a la literatura de terror. Sin embargo, me he encontrado una lectura amena, en la que todo fluye con mucha naturalidad, y las transformaciones mágicas no suponen un gran problema, la vida sigue sin dramatismo. Uno de los personajes llega incluso a decir:
"Los ratones no tienen que preocuparse por el dinero. Cuando los ratones se hacen mayores, no tienen que ir a la guerra y luchar contra otros ratones. Todos los ratones se llevan bien. La gente no."


Como veis, también hay algunas reflexiones interesantes en este libro. Por ejemplo, las diferentes formas de entender las relaciones familiares que presenta, o lo importante que es adaptarse a las circunstancias en vez de dejarte aplastar por ellas.

Además de la historia principal, hay otras cosas que pueden gustarle mucho a los niños en esta novela, como ver al protagonista enseñando a sus mascotas a hacer malabarismos, o construyendo su casita del árbol en el jardín.

En resumen, recomiendo muchísimo esta lectura, que estoy segura de que a vuestros niños les encantará, pero que también los adultos disfrutarán, como hice yo.

Y a vosotros ¿qué os parece? ¿Conocéis este libro? ¿Lo habéis leído? ¿Os apetece darle una oportunidad? Me encantaría conocer vuestra opinión.

Por hoy me despido con un abrazo para todos. Hasta la próxima semana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario